Vela Kobé

Astier de Villatte

Cada vela de Astier de Villatte propone un viaje a un lugar emblemático a través de su aroma.

Kobe. El sol se pone en las Montañas Rokko. En el antiguo barrio de Kitano, paseas entre curiosas casas europeas construidas por nostálgicos residentes extranjeros. Desde las calles que dan a la bahía de Osaka, se respira un aroma cálido y picante de jengibre cristalizado, una fragancia fresca y tintineante de raíz de cilantro y la untuosidad del dulce higo.

Las velas de Astier de Villatte están hechas de cera natural y pura, sin parafina ni ningún otro petroquímico. Su perfume procede de aceites esenciales. El vaso que las contiene es de cristal soplado a mano y su etiqueta y envoltorio diseñados e impresos por el último tipógrafo tradicional que queda en París.

Duración de la vela encendida: 60-70 horas




Artículos relacionados