Vela Cabourg

Astier de Villatte

Cada vela de Astier de Villatte propone un viaje a un lugar emblemático a través de su aroma.

Fue en Cabourg, bajo los floridas cenadores de los jardines del Grand Hôtel, en el corazón de este elegante balneario de la costa de Normandía, donde Marcel Proust escribió En busca del tiempo perdido. Un delicado aroma a glicina y un toque de cremoso jazmín acentuado por la fresca brisa del océano nos traslada a este atemporal lugar de vacaciones.

Las velas de Astier de Villatte están hechas de cera natural y pura, sin parafina ni ningún otro petroquímico. Su perfume procede de aceites esenciales. El vaso que las contiene es de cristal soplado a mano y su etiqueta y envoltorio diseñados e impresos por el último tipógrafo tradicional que queda en París.

Duración de la vela encendida: 60-70 horas




Artículos relacionados